La Construcción de legalidades

Síntesis y adaptación  de la videoconferencia de la Lic Silvia Bleichman en  octubre de 2006, organizada por el Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, junto con la UNESCO Brasil, Universidad de San Martín y el Ministerio de Educación de la Nación.

Este trabajo se basa en las reflexiones de Silvia Bleichmar, sobre cómo construir las nuevas legalidades en las escuelas.
Más que respuestas Bleichman abre interrogantes para pensar la función de la escuela en el presente y la construcción de nuevas subjetividades.
En la actualidad, explica, asistimos a grandes procesos de desubjetivación, tal vez porque nuestra sociedad considera al sujeto por su desempeño, por la competencia y el individualismo y no por su capacidad de enlace con los demás
Hoy no existen parámetros claros sobre cuáles son las nuevas formas de construcción de legalidades.
¿Porque nos propusimos este tema? se pregunta, ¿porque es necesario hablar de legalidades como principio educativo?. Porque han aparecido nuevas formas de violencia en Argentina, no sólo en la cantidad sino en las diferentes maneras que han adoptado.
Antes era imposible pensar que alguien agrediera a una maestra, o que llevara un destornillador a la escuela y golpeara a sus compañeros.
Estas nuevas formas de violencia, afirma, tienen que ver con un gran proceso de desubjetivación como dijimos y con los profundos procesos de impunidad y resentimiento acumulados,  impunidad que proviene de los estamentos de más arriba  y que logró infiltrarse en la sociedad y arrasó con la cultura del trabajo y con la ética.
Por eso, propone que no debemos pensar tanto en la seguridad, sino en poner el acento en la impunidad, porque  esta impunidad  es  la que define la falta de coto a las distintas formas de violencia.
De esto se desprende que hay que educar para el futuro y no para el presente, porque educar para el presente desanima, sobre todo para los sectores más postergados. La forma en la que hoy se inscribe la problemática educativa es que el adulto siente la falta de futuro y los chicos, la sienten como inmediatez. Entonces la pregunta es ¿cómo recomponer la confianza en el futuro a partir del conocimiento. El conocimiento va a venir por añadidura, aquí el problema no es sólo la transmisión de conocimiento, sino la producción de subjetividad. ¿Como construimos las nuevas formas de subjetividad? en este momento en que los medios están en manos de las grandes corporaciones.Y esto es lo que hay que destacar: El único lugar que queda para la producción de subjetividades, es la escuela.
 
La naturaleza ética del problema.
Y aquí nos adentramos en la naturaleza ética del problema. La ética siempre está basada en el semejante, es decir en cómo yo enfrento mis responsabilidades frente al otro. La ética consiste en tener en cuenta la presencia y la existencia del otro, mientras que la moral es un conjunto de formas históricas de las cuáles se toman los principios con los cuáles se legisla.
 Entonces, se abre otro problema nuevo que es la relación entre la ley, el derecho y la autoridad. Muchos maestros se plantean ¿ qué pasa con el respeto a la autoridad?  Y la repuesta ya viene dada. La autoridad no se puede ejercer sin derecho moral, con lo cuál hay dos formas de autoridad, la que se pretende imponer desde el punto de vista de la puesta de límites y la que se plantea desde el punto de vista de internalizar la norma.
.¿Y cómo se internaliza la norma desde el punto de vista ético?
Toda ética, es decir lo que Kant llamó el imperativo categórico se basa en lo siguiente “ Actúa de tal manera que tu conducta pueda ser tomada como norma universal” es decir “ no le hagas al otro lo que no quieres que te hagan”  Es hacer lo que es bueno para mi y para el otro, si yo no robo supongo que el otro no me va a robar. Si no mato supongo que no me va a matar.
 
¿En que tipos  de legalidades vamos a educar?
La pregunta que nos plantea Bleichmar es ¿en qué tipo de legalidades vamos a educar? Educaremos en la legalidades que tienen que ver con el respeto al semejante o  en las legalidades que tienen que ver con la forma acomodaticia. Hoy hay un cambio del discurso, la madre le dice al hijo: “ no robes porque te van a echar de la escuela” producto de la moral degradada en la práctica, o sea no lo hago porque no me conviene, no porque no se debe hacer.
Y aquí entra el tema de la confianza, con la creencia de la palabra del otro.
Porqué un niño acepta que dos más dos son cuatro. Porque cree el en quien se lo dice, sino no podría aceptarlo.
La confianza en el otro es la que nos guía, si tuviéramos que aprender por ensayo y error, no podríamos sobrevivir al primer error. El problema es que la confianza y la palabra está degradada en nuestro país.
Por eso dice, el problema no está en la falta de límites, sino es la base de la confianza hacia el semejante,  es decir en la necesidad de construcción de legalidades. Porque el límite exterior, no educa. Aunque a veces haya que ponerlo en base a la instauración de ciertas leyes.
Bleichman afirma que hay que terminar con el mito de que la violencia es producto de la pobreza. La violencia,afirma, es producto de dos cosas:  por un lado del resentimiento y por el otro las promesas incumplidas. Porqué cumplimos con la ley? ¿ Porqué aceptamos la norma?. Porque sabemos que vamos a perder algo a cambio de algo.
 Hoy la vida está sometida a la inmediatez y no nos propone soñar. Y esto es lo que vemos reflejado en la imposibilidad de aprender, no es que los alumnos no sean inteligentes, es porque no creen que los conocimientos que reciben puedan servirles en la vida. Por eso la escuela constructora de subjetividades tiene que tener en cuenta dos variables: por un lado la construcción de legalidades, no la puesta de límites. Por otro lado recuperar las preguntas que no pueden hacerse los alumnos por sí mismos, y  antes de responderlas, transcribirlas. Esta es una función central, porque según la autora, nosotros mismos vamos armando nuestros propios interrogantes cuando escuchamos a los chicos, y esto nos permite  establecer con ellos estos interrogantes.
En fin, en sus palabras “ la construcción de subjetividades no se puede hacer sino sobre la base de proyectos futuros, no se establecen en base la realidad existente, sino sobre la realidad que hay que crear” y esto se enlaza a la producción de sentido.
 
Exposición de Silvia Bleichmar, doctora en psicoanálisis de la Universidad de París y docente en universidades argentinas . Se ha desempeñado como docente en la Maestría de Psicología Educacional de la Universidad de Buenos Aires y del Postgrado en Educación de la Universidad de Córdoba. Fue miembro del en Educación de la Universidad de Córdoba. Fue miembro del Consejo asesor del Observatorio argentino de violencia en las es- Consejo asesor del Observatorio argentino de violencia en las escuelas y como tal, realizó parte del asesoramiento técnico en las múltiples tareas que desarrolla el Observatorio. Ha escrito numerosos libros, entre ellos Paradojas de la constitución sexual masculina y La subjetividad en riesgo. Su más reciente publicación se titula No me hubiera gustado morir en los noventa. se titula No me hubiera gustado morir en los noventa.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.