Dos caminos hacia la justicia educativa

Axel Rivas

Profesor, Investigador y Director de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés. Doctor en Ciencias Sociales (UBA). Master en Ciencias Sociales y Educación (FLACSO). Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA). Realizó estudios doctorales en el Instituto de Educación de la Universidad de Londres. Director Académico del Centro de Investigación Aplicada San Andrés (CIAESA).

Es autor de once libros y distintos artículos sobre perspectivas comparadas y políticas de la educación. Entre sus libros recientes se destacan: Revivir las aulas, Viajes al futuro de la educación, “América Latina después de PISA. Lecciones aprendidas de la educación en siete países (2000-2015)”. Su libro más reciente es “Cambio e innovación educativa”. Ganó el Premio Konex en educación por la década 2006-2016. Su última publicación es el libro ¿Quién controla el futuro de la Educación? Colección Educación que aprende. Editorial Siglo XXI

Dos caminos hacia la Justicia Educativa

Dos caminos hacia la justicia educativa

Vivimos en sociedades muy injustas, y las escuelas pueden agrandar esas injusticias o combatirlas, por eso hoy le quiero hablar a dos sectores muy poderosos: a los docentes que tienen el poder en las aulas y son muchos más poderosos de lo que creen y a las clases dirigentes, es decir al poder político y económico  que pueden cambiar la educación en nuestros países si realmente se lo proponen. Para ello quiero explicar dos grandes causas de las desigualdades educativas y dos posibles caminos de salida:  1) La distribución de las riquezas y 2) la revisión de las pedagogías. En primer lugar la distribución de la riqueza: América latina es el continente más desigual de la tierra. El 10%  más rico de la población tiene el 50% de los ingresos y el 10% más pobre apenas el 1%.. Esto no es natural, esto no lleva al desarrollo, vivimos entre la opulencia y la miseria, todos los estudios recientes demuestran que las sociedades más igualitarias son las que tienen mayor salud, mejor vejez y más larga, mayor confianza entre las personas, menores niveles de violencia, menores niveles de delincuencia y mayor movilidad social, es decir que las desigualdades de los padres no determinan las desigualdades de sus hijos.

Una de las causas de las inmensas desigualdades en América Latina está en los impuestos. En América Latina cobramos más impuestos a los más pobres  que a los más ricos, tal cual lo escuchan. El problema de los impuestos, el gran enemigo de los impuestos, es su abstracción, no sabemos dónde van –ojos que no ven, corazón que no siente.- Tenemos que hacer visibles los impuestos, dirigirlos exactamente hacia las capacidades de los sectores más vulnerables, tenemos que ponerle rostro , porque existen beneficiarios que pueden cambiar sus vidas si cambiamos los impuestos.

La segunda explicación de las desigualdades educativas no está afuera sino adentro de las escuelas, en nuestras pedagogías, en la forma en que enseñamos. Si, nuestras pedagogías reproducen y amplían las desigualdades y por eso tenemos que revisarlas y repensarlas. Para esto les propongo tres modelos de sistemas educativos y tres modelos de pedagogías:

El primero es el modelo que vamos a llamar de separación de los alumnos, el modelo germano, que existen en países como Alemania, Austria o Suiza, los alumnos tienen una escuela primaria común muy corta y a una muy temprana edad pasan un examen que va a ponerlos en escuelas diferentes dónde nunca más se van a ver unos van a ir al circuito de las escuelas vocacionales para ingresar al mundo del trabajo manual y otros van a ir a las escuelas académicas para llegar a la universidad.

Modelo germano de separación imagen del video del autor

Este sistema es muy eficiente, genera trabajadores muy especializados, pero al costo de una gran desigualdad, Alemania por ejemplo es uno de los países con las mayores desigualdades que se ven reflejadas en sus resultados de aprendizajes que surgen de las pruebas internacionales de la calidad de todo el mundo.

El segundo modelo lo podemos llamar de integración personalizada, es el modelo de los países nórdicos como Noruega, Suecia, Finlandia, en estos países la educación común es muy larga los alumnos atraviesan su experiencia de escolarización compartiendo la misma escuela pública con los demás, todas escuelas son muy similares, se produce un efecto de integración social en la escuela pública, pero lo más interesante de este modelo es su pedagogía, estos países tienen una pedagogía personalizada, enseñan pensando en cada alumno, su norma es el individuo .

Modelo nórdico de integración personalizada
Imagen del video del autor

El tercer modelo lo conocemos muy bien, es el modelo que podemos  llamar de integración uniforme y es el modelo latino,  que heredamos de Francia y que hemos tomado los países latinoamericanos, este modelo comparte con el modelo anterior el hecho de tener una escuela común muy larga y esto es importante ya que nos da la posibilidad de tener una experiencia de escolarización compartida, pero sin embargo su pedagogía es distinta, este sistema está basado en la norma, en la enseñanza común, en la homogeneidad, es uniforme para todo tipo de alumnos recién al finalizar el año escolar los mismos pasan las pruebas que determinarán quienes no alcanzan o no la vara común, existe entonces un solo camino para los que no califican que es la repitencia, es decir volver todo a cero y a hacer exactamente lo mismo que el año anterior-. Este modelo, no sólo genera mucha desigualdad, sino que en países desiguales como los nuestros genera mayor exclusión educativa, los alumnos que repiten tienden a volver a repetir y a abandonar la escuela secundaria. Este modelo está basado en una pedagogía que podemos llamar el método simultáneo, es muy simple, consiste en enseñar exactamente lo mismo, al mismo grupo y  en todo el sistema educativo.

Modelo Latino de integración Uniforme Imagen del video del autor

Había un ministro francés de educación del siglo XIX que decía:  “ En este momento todos los alumnos de quinto grado están aprendiendo el canto sexto de la Eneida”, es decir que un Ministro sabía todo lo que pasaba en el país, en ese momento en cada aula,es el màximo exponente de lo que denominamos el método simultáneo. El problema es que el método simultáneo no sólo es injusto sino que además es impracticable, en las aulas de hoy es inimaginable pensar que los alumnos puedan llevar adelante las mismas actividades durante las cuatro o cinco horas al día que pasan en la escuela con sus compañeros. Es por eso que el método simultáneo está roto no funciona. Al no revisar las pedagogías que sostiene ese método simultáneo, los docentes viven un gran dilema en relación a muchos alumnos y es el de hacerlos repetir o pasar de grado sin los aprendizajes esperados. Los docentes hoy saben muy bien que la repitencia no soluciona los problemas de aprendizaje, ya está sobre probado que la repitencia no hace aprender más y mejor, que además genera un daño irreparable en la auotestima y por otra parte es la causa por la que esos alumnos tienden a abandonar tempranamente la educación. Los docentes también saben, son muy conscientes de ello, que hacer pasar a un alumno sin los aprendizajes necesarios , es problemático ya que tarde o temprano esos saberes no adquiridos se van a expresar en la vida de los mismos, es por eso los docentes  sufren este dilema.

¿ Qué podemos hacer entonces? En primer lugar tenemos que ver a la educación desde la perspectiva de los alumnos y detenernos a mirar también a la pedagogía, salir del sentido común de la pedagogía, es necesario para esto que vayamos a visitar las aulas de nuestros colegas, asistir a capacitaciones dónde trabajemos en la revisión de las pedagogías, que filmemos nuestras clases, para luego analizarlas, pedirle al director de la escuela o al supervisor que vengan a ver nuestras clases, que las comenten, que hablemos de pedagogía en las aulas y en los pasillos de las escuelas.

El segundo gran camino es la personalización de la enseñanza, tenemos que poner distintas varas, existe mucho por aprender de distintas pedagogías, algunas están muy cerca,sin ir más lejos en nuestras escuelas rurales, en la buena escuela rural aquella que sabe cómo enseñarles a grupos de edades muy distintas al mismo tiempo personalizando la enseñanza. Cada docente cuando prepara sus actividades para el día siguiente tiene que pensar en cada alumno, entender al grupo como una totalidad, ni tampoco detenerse en la norma general, sino más bien enfocarse en individualizar su pedagogía..

El tercer punto es priorizar el primer grado, el primer grado es el más importante de todo el sistema educativo, ahí tienen que estar los mejores docentes. El primer grado debe ser una lección de integración educativa. En América latina tenemos países y en Argentina provincias dónde más del 20% de los alumnos repite el primer grado, es decir son excluídos pedagógicamente desde el  primer grado, por eso ahí tenemos que poner toda la atención del sistema educativo para que ningún alumno se quede atrás.

En cuarto lugar tenemos que convencernos de que cada escuela es fuente de justicia educativa. Me gustaría comentarles una anécdota, una persona me pidió ayuda para su hija que había repetido por segunda vez en la escuela primaria, y la directora de la escuela dónde ella iba, una escuela pública de jornada completa, le dijo que le recomendaba ir a clases particulares para seguir en esa escuela, es decir que alguien de bajos recursos como lo era en este caso esta madre, tenía que pagar por clases extras para que su hija pudiera seguir escolarizándose. Por suerte la madre tomó la decisión de sacarla de esa escuela. Buscamos otra escuela y la directora nos dijo, si hay vacantes, pero que traiga el boletín quiero ver sus notas y su conducta, imagínense el concepto de justicia de esa escuela, cómo recibía esta escuela a esta niña. En una tercera escuela afortunadamente la directora nos contestó y lo primero que nos preguntó fue còmo se llamaba, quería saber su nombre y al mismo tiempo nos pidió que ingresara el lunes mismo sin esperar un solo día más, agregó además que no importan los papeles y que la iban a estar esperando, efectivamente el lunes la directora la estaba esperando, sabia su nombre, la llevó a cada aula, la presentó a cada docente, a cada grupo de alumnos, en otras palabras la trató como oro, como lo que ella valía y miró de la forma en que nunca la habían visto . Esa directora, esa escuela. hizo justicia, se inclinó por personalizar la enseñanza, y eso es posible hacerlo en cada escuela.

Ahora la pregunta es ¿cómo se juntan estos caminos de la distribución de la riqueza y la revisión de las pedagogías?. Les quiero contar algo muy concreto que hemos estudiado en el CIPPEC últimamente. En el año 2011 en la Argentina se bajó el impuesto a las ganancias, a este impuesto lo paga el 10% más rico de la Nación, ese 10% que veíamos que era tan privilegiado. Si no se hubiese bajado ese impuesto el Estado hubiera recaudado 3.400 millones de pesos más, exactamente lo mismo que se necesita para ampliar la jornada escolar y aplicarla al 30 % más pobre de los alumnos del país, es decir dar más tiempo de clases para personalizar la enseñanza y lograr que cada alumno tenga el espacio que necesita para no quedarse atrás y pasar de grado con los aprendizajes necesarios, y no sólo eso, sino que a su vez la extensión de la jornada escolar, bien diseñada, nos permitiría ampliar la esferas de expresión de los alumnos, transformar el modelo escolar, darles clases de arte, deportes, tecnología, idiomas, es decir ampliar las esferas de justicia en las escuelas, cambiar el destino de los alumnos a la  más temprana edad posible, es viable cambiar la educación.

Walter Benjamin decía “ Mirar a los oprimidos nos enseña que el “ estado de emergencia”en el que vivimos no es una excepción sino una regla. Vivimos en estado de emergencia, las injusticias son una emergencia para quienes las padecen, nuestro tiempo es ahora, reformas impositivas, reformas pedagógicas son los dos caminos de la justicia educativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.