El día después: los hijos de las victimas del femicidio

Carolina Keve

Síntesis nota La Nación

 Se calcula que durante los últimos 10 años, al menos 3.378 hijas e hijos quedaron sin madre a causa de un femicidio., ¿ qué pasa con estos chicos? ¿quién se hace cargo de ellos? ¿ Cuál es la relación con su padre homicida? ¿ Qué legislación existe?

Se calcula dice la nota  que durante los últimos 10 años, al menos 3.378 hijas e hijos quedaron sin madre a causa de un femicidio. A esta conclusión llegó La Casa del Encuentro, luego de sumar las cifras de víctimas proporcionadas por los informes que realizan anualmente. De acuerdo con el documento publicado el año pasado, en 2018 se registraron unos 250 chicos. La cifra es similar al número proporcionado por la Corte Suprema en el último relevamiento elaborado sobre los datos de 2017, donde se consigna que “al menos 202 niñas, niños y adolescentes, menores de 18 años de edad, se encontraban a cargo del cuidado de las víctimas”. Desde las organizaciones de familiares lo resumen con una sentencia dramática: “Cada mes unos 20 chicos se quedan huérfanos”

En el caso de  Adriana Marisel Zambrano, de 28 años, que fue asesinada a puñetazos, en este caso si bien le otorgaron la tenencia a la madre de Adriana, el padre tenía un régimen de visitas de tres veces por semana!! Y no solo eso. En una resolución inédita, el año pasado la jueza del Tribunal de Familia Estrella Eliazarian dio lugar a una cautelar para que su nombre no sea difundido. Según el fundamento expuesto por el homicida, se “dañaba su imagen“.

Hasta 2017, la suerte de los hijos e hijas estuvo signada por el artículo 26 de la ley de protección integral a las mujeres. El pequeño inciso de la norma ordenaba “al presunto agresor a abstenerse de interferir, de cualquier forma, en el ejercicio de la guarda, crianza y educación de los hijos”, así como también “la suspensión provisoria del régimen de visitas”, pero no daba mayores precisiones, lo que se traducía en un largo camino judicial para la familia de la madre si deseaba la tenencia. Recién con la Ley de Privación de la Responsabilidad Parental, aprobada hace dos años, se pasó a reconocer que estos crímenes suponen también un ataque a los hijos de las víctimas. Sin embargo, el proyecto original que planteaba la pérdida total de los derechos del femicida sobre el niño tuvo que ser modificado para su aprobación. Hoy, según la legislación vigente, los puede recuperar una vez cumplida la condena

Es decir en este punto se avanzó con  la ley de la privación de la responsabilidad parental. Pero  aún existe una enorme deuda institucional en este tema: “Lamentablemente, el derecho es relativo. Es decir, cada letrado lo interpreta desde su ideología. Y existe una tendencia muy grande en el ámbito jurídico de priorizar lo biológico. De hecho, la figura para la privación de la responsabilidad parental no pudo ser permanente. Es una suspensión y el femicida puede plantear la revinculación.

Hasta 2017, la suerte de los hijos e hijas estuvo signada por el artículo 26 de la ley de protección integral a las mujeres. El pequeño inciso de la norma ordenaba “al presunto agresor a abstenerse de interferir, de cualquier forma, en el ejercicio de la guarda, crianza y educación de los hijos”, así como también “la suspensión provisoria del régimen de visitas”, pero no daba mayores precisiones, lo que se traducía en un largo camino judicial para la familia de la madre si deseaba la tenencia. Recién con la Ley de Privación de la Responsabilidad Parental, aprobada hace dos años, se pasó a reconocer que estos crímenes suponen también un ataque a los hijos de las víctimas. Sin embargo, el proyecto original que planteaba la pérdida total de los derechos del femicida sobre el niño tuvo que ser modificado para su aprobación. Hoy, según la legislación vigente, los puede recuperar una vez cumplida la condena.

En este sentido, la implementación efectivizada el mes pasado de la ley 27.442 supone un salto cualitativo. La norma, sancionada en julio y conocida como “ley Brisa” (así la empezaron a llamar por el caso de la hija de Daiana Barrionuevo, asesinada a golpes en 2014 por su pareja), no solo contempla el derecho de esas niñas y niños. También presta atención a la realidad de las familias que los acogen, al otorgar una mensualidad equivalente a un haber jubilatorio mínimo y una cobertura integral de salud para los hijos de las víctimas de femicidios menores de 21 años. Para su percepción solo es necesario un requisito: que el padre o la pareja de la mujer esté condenado o tenga procesamiento firme.

Porque acá tenemos otro punto. La presunción de inocencia en nuestro sistema judicial rige para el derecho penal, y en este caso estamos hablando de una reparación del Estado. Lo que se pide es que frente al indicio de que esa persona sea culpable, ese niño pueda alimentarse y se le brinden otras asistencias. El problema es ese, que a veces los procesamientos tardan mucho tiempo, y en ese interín el niño queda sin asistencia. Falta mucho camino en la contención de las víctimas, y esto se ve reflejado en algo muy básico: esas víctimas no deberían llegar al sistema para defenderse, sino para protegerse.

Cómo reclamar el beneficio

Desde el mes pasado, los beneficiarios de la ley Brisa pueden iniciar el trámite para percibir su reparación. Para ello, Anses habilitó en su página web el aplicativo para comenzar el trámite.

A quiénes les corresponde

A los hijos/as en los casos que:

* El padre/madre o progenitor/a afín (pareja de padre/madre) haya fallecido a causa de violencia intrafamiliar y/o de género, siendo esta determinada por la autoridad judicial.

* El padre/madre o progenitor/a afín haya sido procesado/a y/o condenado/a con sentencia firme.

* Se haya declarado extinta la causa penal por la muerte del acusado (progenitor/a y/o progenitor/a afín) en el marco de la investigación por homicidio de la progenitor/a.

El análisis y la aprobación de la reparación económica queda a cargo del Instituto Nacional de las Mujeres (Inam) y de la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).

Para mayor información se puede llamar a las líneas 144 o 130, así como también contactarse con:

* Asociación Civil La Casa del Encuentro: (05411) 4982-2550 * Atravesados por el femicidio (grupo formado por familiares de las víctimas)

VER TESTIMONIOS Y RELATOS EN LA NOTA DE LA NACION

Categorías:Género, Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .