¿Qué existe detrás de las cuestiones de género? ¿Como se posiciona ante el género el dispositivo escolar?

¿

Por cada mujer hay un hombre…

¿QUE EXISTE DETRÁS DE LAS CUESTIONES DE GÉNERO?

Las problemáticas de género no sólo se traducen en desigualdades, sino también en la construcción de ciudadanía, ya que una ciudadanía plena y efectiva supone la igualdad entre hombres y mujeres.

La desigualdad de género está determinada por el sistema patriarcal y el machismo, un machismo que persiste y se perpetúa por medio de una serie de mecanismos sociales. El problema es que el machismo fomenta modelos de femineidad, modelos de familia, modelos de parejas que reproducen esa división tradicional entre hombres y mujeres.

Según Rita Segato,(1) la historia del Estado está sentada en el pensamiento patriarcal, es decir, tiene el ADN del patriarcado.  Y afirma además que, cuando hablamos de género estamos hablando de la primera forma de subordinación que será replicada en todas las otras relaciones de poder. Entonces al referirnos al género hablamos de economía, hablamos de poder y principalmente estamos hablando de que no es posible sacar a la mujer de ese lugar que ocupa, sin que el edificio entero se derrumbe, el edificio de todas las jerarquías que luego van a replicar esta jerarquía fundante que es la jerarquía patriarcal.

La otra pregunta que plantea Rita Segato es si las mujeres son o no personas, ya que  su posición en la sociedad, tienen un carácter ambiguo, no es que queramos que sea así, pero lo cierto es que en algunos  momentos las mujeres somos objeto de trueque, somos cosa, nuestro cuerpo se convierte en cosa, en el mundo de las cosas, y en esta fase apocalíptica del capital dónde el mundo de las cosas ha avanzado como nunca, dónde la naturaleza es cosa, la tierra es cosa y los cuerpos son más cosa que lo que nunca fueron, la mujer está ahí en una situación ambigua o sea no es persona, y también es persona, y  así las mujeres transitamos por esa ambivalencia  que no es lo que deseamos pero que está presente todo el tiempo-

Luis Bonino Méndez, (2)aborda este ejercicio del poder que se manifiesta no sólo en los casos extremos de violencia, sino en lo que el denomina micromachismos. Es lo que Foucault expresa cuando habla de los micropoderes y su relación con el poder:” Es preciso comprender cómo las grandes estrategias de poder se incrustan, hallan sus condiciones de ejercicio en microrrelaciones de poder… Designar estas microrrelaciones, denunciarlas, decir quién ha hecho qué, es una primera transformación del poder. Para que una cierta relación de fuerzas pueda no solo mantenerse, sino acentuarse, estabilizarse, extenderse, es necesario realizar maniobras…” “Diálogos con M. Foucault” (1977), Rev. Ornicar; 10.

Por esto, dice Bonino, si pensamos que la violencia de género es toda acción que coacciona, limita o restringe la libertad y dignidad de las mujeres, podemos comprobar que quedan ignoradas múltiples prácticas de violencia y dominación masculina en lo cotidiano, algunas consideradas normales, algunas invisibilizadas y otras legitimadas, y que por ello se ejecutan impunemente. Desconocedores de ellas, muchas mujeres, profesionales de la salud y familiares (y a veces los varones, ya que muchas de ellas son no conscientes) no las perciben, o lo hacen acríticamente, con lo que contribuyen a perpetuarlas.

Creo, afirma Bonino, que es importante develar estos mecanismos como parte de la tarea de hacer un análisis crítico de las injusticias de la vida cotidiana. Si pensamos desde una óptica de igualdad entre los géneros visibilizarlos es un primer paso para intentar su neutralización y posterior desactivación en las relaciones entre mujeres y varones, para contribuir a modificar los juegos de dominio y permitir el desarrollo de relaciones más cooperativas, honestas e igualitarias en derechos y obligaciones. (Miller, 1996)

 El poder, dice Bonino, no es una categoría abstracta; el poder es algo que se ejerce, que se visualiza en las interacciones (donde sus integrantes lo despliegan). Este ejercicio tiene un doble efecto: opresivo, pero también configurador en tanto provoca recortes de la realidad que definen existencias (espacios, subjetividades, modos de relación, etcétera)

El sistema patriarcal se basa en el androcentrismo es decir hace referencia a la práctica, consciente o no, de otorgar al varón y a su punto de vista una posición central en el mundo, las sociedades, la cultura y la historia. Desde una perspectiva androcéntrica, los hombres constituyen el sujeto de referencia y las mujeres quedan invisibilizadas o excluidas. ​ Esta perspectiva no es únicamente atribuible a personas, sino también al lenguaje y a las instituciones sociales. Tampoco es una perspectiva que solamente poseen los hombres, sino todas las personas, hombres y mujeres, que han sido socializadas desde esta visión.

¿COMO SE POSICIONA EL GÉNERO EN EL DISPOSITIVO ESCOLAR?

Esta cuestión de género podemos llevarlas a la educación de hoy.  Graciela Morgade (coord) (3) se refiere a qué sucede en el sistema educativo en este terreno.

El texto “Educación Sexual Integral con Perspectiva de Género” comienza delimitando que el carácter de las indagaciones realizadas en torno al género no tiene que ver particularmente con la condición femenina, sino que el género alude a lo relacional ya que habla y cuestiona las “relaciones de poder” en la construcción de los sexos. Desde esta perspectiva de las conclusiones de las investigaciones  del período en dónde se estudiaba de manera binaria la condición escolar de las “chicas y chicos” fueron sistematizadas en el currículum  explicito (los documentos curriculares) , como en el currículum oculto ( lo que se enseña en el aula sin estar establecido formalmente)  como el currículum nulo ( los silencios sistemáticos que hablan) (4) que llevan a determinar que las escuelas no son neutrales sino que reproducen los modelos hegemónicos de la sociedad patriarcal de la que hablamos anteriormente, y tienden a invisibilizarse también lo modos de vivir el cuerpo que no sean los heterosexuales.

Pero aquí estamos hablando de la cuestión de género como una relación de poder. Desde esta perspectiva, el libro mencionado cita a Darío Muñoz Onofre quien analiza los modos de interacción en el ámbito escolar y los modelos culturales que subyacen en esos intercambios. El autor se sitúa en la importancia de la posición que asume el dispositivo pedagógico de género en la construcción de los procesos de subjetivación, mediante la construcción de imágenes culturales desde una matriz binaria de los géneros que reproducen el modelo de superioridad masculina por sobre lo femenino y se erige en patrón de referencia. Este dispositivo opera mediante tres mecanismos.  Uno es la “naturalización” que asigna roles determinados para las mujeres y los hombres según las funciones sexuales y reproductivas, impidiendo crear cualquier otro tipo de imaginario que altere esta distribución de poder y de roles. El otro es la “escencialización” que determina la forma de construir juicios morales sobre su comportamiento de los demás en base a las características que se le atribuye a lo femenino y masculino que funcionan como indicadores universales de la esencia femenina y masculina. El tercer proceso que comprende el dispositivo pedagógico de la idealización es el de la “objetivación” que se refiere básicamente al trato de las mujeres como objeto sexual de los hombres y a éstos como sujetos en plena disponibilidad sexual permanente e incontinente. Y aquí el autor dice que mientras la sexualidad masculina se explica desde un punto de vista biológico, la femenina lo hace mediante actos de vigilancia moralista (Muñoz Onofre D, 2004:118).

Onofre plantea el análisis de dos conceptos que dan cuenta de las brechas y contradicciones del dispositivo pedagógico de la idealización. Por un lado, la existencia de “imágenes de género” naturalizadas, que se excluyen mutuamente y establecen jerarquías, que funcionan como recursos culturales para interpretar el comportamiento de las personas como si esta realmente fuera su esencia, cuando es una construcción social, en si el género es construido socialmente y tiene corolarios comportamentales que a su vez como vimos reproducen formas de poder. Por otra parte, este dispositivo pedagógico propone los “imaginarios de género” que, en tanto significaciones inestables, dinámicas, pueden dar la posibilidad para que surjan representaciones y roles distintos de los dominantes, que dan lugar a la posibilidad de resignificar la relación entre hombres y mujeres.

Es decir que este dispositivo pedagógico que está atravesado por las políticas educativas que permean el curriculum y que reproduce los sistemas patriarcales, del sistema de clases, de la discriminación, presenta intersticios y es dinámico, y algo puede llegar a modificarse en el aula si sus vasos capilares, los docentes, pueden llegar a trabajar en forma transversal las temáticas de género.

 La intención de este artículo es llevar una aproximación a los docentes, directivos e instituciones acerca de la importancia en la educación con perspectiva género y a entender la dimensión que la misma trae aparejada dentro del sistema político actual, es decir en cómo los sentidos de género hegemónicos que atraviesan a la política y a los actores políticos también están presentes en las políticas educativas. Muchos más aún cuando tienen como objeto central entender al mundo.

 Por eso la ESI, no interpela solamente los saberes sistemáticos de la formación sino, y tal vez mas fuertemente, a los sistemas de valores y creencias docentes.

(1) Rita Segato Conferencia ” Contrapedagogías de la Crueldad. Facultad Libre video https://youtu.be/17ijWDlok2g

(2) Micromachismos: La violencia invisible de la pareja Luis Bonino Méndez

(3) Educación Sexual Integral con Perspectiva de Género. Graciela Morgade ( Coord) con la colaboración de Jesica Baez, Paula Fainsod, Susana Zattara, Catalina Gonzalez del Cerro, Gabi Diaz Villa, Cecilia Ortmann, Andrés Malizia, Mónica Melo, Marta Busca. Graciela Raele-

(4) Nota de las autoras: Adoptamos esta clasificación ampliamente utilizada en los estudios del campo educativo y presentes desde hace tiempo en la Formación Docente sabiendo que se trata de categorías en discusión, que tienden a no ser mutuamente excluyentes y, sobre too, con contenidos en cambio permanente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.