Nudos tensiones y obstáculos en la educación inclusiva. Docentes: No estamos preparados para esto.


Enseñanza de todo el grupo desde un trabajo colectivo:

Docente: …”es que no sabe bien porque es psicólogo y no sabe la parte´pedagógica, una parte de la integración sería ver como trabajamos, que hacemos, que no hacemos y no venir y decir yo soy psicóloga , yo no me voy a…”

En esta misma línea la falta de información institucional y la búsqueda de trabajo en equipo limita las prácticas inclusivas.

Docente: “Creo que está faltando en la institución también, un espacio dónde podamos coordinar todas estas , ver las características de los alumnos de la institución e informarnos toda la institución de las características de esos alumnos que viene a integrarse, digamos. Y también cómo hacer el apoyo a estas chicas que viene como maestras integradoras.”

La frase se refiere a “esos alumnos que viene a integrarse¨ .La pregunta es ¿ Quién integra a quien? Si se continúa pensando en la “persona externa” que viene a “acomodarse” a las prácticas vigentes no será posible la educación inclusiva. He aquí algunos ejemplos:

Docente: Nosotros buscamos yo creo que por ahí la ansiedad por hacer algo por él, y todo el grado termina integrándose a él. Y debería ser al revés. O sea, él es el que se tiene que integrar como para ser ellos.

Docente 2:” A mi me parece que es un ida y vuelta. Que tanto él se integre al grupo y los grupos se integren a ellos, porque sino es como un bicho raro que viene al grupo, por eso también el hecho de que los chicos no lo miren raro

Estos conceptos se denominan “ ideas tapón” en referencia a las ideas que estigmatizan, etiquetan, discriminan, muchas veces en forma inconsciente y naturalizada, la prevalencia del modelo médico, la perspectiva meramente social de la inclusión, las resistencias de los espacios educativos.

La formación docente : “No estamos preparados para esto”

La gran mayoría de docentes menciona la enorme dificultad para desempeñarse en la enseñanza ‘para todos’ producto de la falta de formación en inclusión educativa. Ello se percibe tanto en docentes de grado como en docentes integradores o recuperadores:

Al salir del curso la maestra me cuenta que es la primera vez que trabaja con alumnos integrados y que no sabe cómo hacer porque no está preparada.

(Registro 11, 24.4.12) Una profesora dice que ella no se siente preparada para trabajar con estos chicos, para ella es una dificultad porque no sabe cómo trabajar con estos ‘chicos especiales’. (Registro 14, 29.5.12) Dice una docente que ella se formó para evaluar a los alumnos ‘comunes no especiales’.

(Sesión de retroalimentación) Una docente menciona la necesidad de capacitaciones: “de alguien que nos dé adecuaciones de acceso, o sobre estrategias de cómo trabajar, digamos, con diferentes discapacidades”

Otra docente: “Qué poder hacer y qué no poder hacer”

Y una docente agrega: “Limitados”

La falta de formación muchas veces conlleva rechazo a la inclusión y la existencia de miedos en los docentes.

Estas son algunas de las dificultades que plantea el informe que dificultan la inclusión en las escuelas comunes.

A partir de lo expuesto surgen estas preguntas ¿Cómo debe posicionarse un maestro para promover la educación inclusiva? ¿Cómo trabajar con el maestro integrador o de apoyo? ¿Se prioriza la pareja pedagógica o un trabajo ‘unidireccional’? ¿Se proponen diferentes actividades o iguales actividades para todos pero adecuadas a cada uno? ¿Se promulgan consignas iguales para todos, para no dar ‘beneficios extra’, como decía una docente o se diferencian las consignas en función de las características de los niños, sus tiempos de aprendizaje, estrategias didácticas que facilitan su comprensión? ¿Menos contenidos y más procedimientos? ¿Trabajar primero “lo social” y después “lo pedagógico” o “todo a la vez”? ¿Cuáles son las relaciones entre los discursos y las prácticas en la propia institución? ¿Cómo y dónde se forma un “docente inclusivo”? Todas estas son preguntas centrales que requieren tiempo de ser discutidas, pensadas, acordadas en equipo y explicitadas. El terreno es complejo, pero lo fundamental es la actitud de la pregunta y la apertura hacia un posicionamiento ético ante los demás.

Todas estas son preguntas centrales que requieren tiempo de ser discutidas, pensadas, acordadas en equipo y explicitadas. El terreno es complejo, pero lo fundamental es la actitud de la pregunta y la apertura hacia un posicionamiento ético ante los demás.

TEXTO EXTRAIDO DE :EXPERIENCIAS DE INCLUSIÓN EDUCATIVA DESDE LA PERSPECTIVA DE APRENDER JUNTOS Estudio de casos en regiones de Argentina. UNICEF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.