La educación sexual en las escuelas (in) comoda o se acomoda?

LA EDUCACION SEXUAL EN LA ESCUELA ¿ SE ACOMODA  O (IN)COMODA?

Texto extraido del Libro” La escuelas y sus escenas (in) cómodas “Capitulo 4

Gabriela A Ramos. Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA). Maestranda (UNR). Tesis: “Sexualidades atrapadas en la escuela media” (en elaboración). Especialista en mediación educativa y familiar (UBA). Capacitadora en CEPA (GCBA). Integra la Dirección de Currícula para la elaboración de los lineamientos curriculares para la educación sexual en el nivel medio del Ministerio de Educación (GCBA). Docente adscripta a la cátedra Investigación y Estadística Educacional II (FFyL – UBA).
La pegunta que nos plantea la autora, a diez años de la Sanción de la Ley 2110/06 y de la Ley 26150 Ley Nacional de Educación Sexual Integral en Argentina es ¿cuánto hay de educación sexual integral en las escuelas? Y en tal caso ¿de qué educación sexual se trata?
La educación sexual en las escuelas siempre incomodan y sobre todo cuando los otros a quienes tenemos que enseñar se escenifican en los jóvenes quienes a su vez son nuestros propios alumnos.
En cada etapa se presentan situaciones diferentes. Una de las más importante es la relacionada con el embarazo y la prevención. Pero las mismas son abordadas desde una mirada más moralizante que emancipatoria. ¿Prevenir embarazos? ¿Cuáles? ¿ Porqué? Planteado asi se convierte en  términos generales en una máxima ética, universal y deseable.
Dice Ramos que las estudiantes continúan siendo educadas como si fueran víctimas del deseo sexual masculino. El embarazo es un hecho social, es decir no se puede reducir a lo biológico que sucede en el cuerpo de las mujeres. Existen muchas implicancias emocionales y afectivas que encierra.
Lo que debemos preguntarnos es si hubo posibilidad de  decidir acerca de ese embarazo o fue producto de un acto violento. Si hubo deseo de maternar- paternar a temprana edad ¿ cuáles son los estereotipos sociales que circulan  acerca de la maternidad como un estereotipo de completud para las mujeres. ¿Habrá otras expectativas sobre las chicas de barrios populares que continúan la tradición  de su madre, sus tías y sus abuelas?
Siguiendo con el tema de la sexualidad en la escuela, otro tema que interpela  fuertemente es el de la violencia en las relaciones “amorosas”. Cada vez más frecuentes y de mayor tenor, cada vez más públicas y naturalizadas.  Cada vez más angustiantes para los docentes que lo perciben y para quienes la sufren que la niegan. Una escena de (in) comodidad pues por una identidad de género quedan enredadas en la misma las preceptoras, profesoras y estudiantes. La vergüenza, la culpa el silencio atentan contra la posibilidad de transformarla  en un contenido pedagógico que ofrezca las herramientas necesarias para romper el círculo de la violencia en las relaciones de pareja.
Volviendo a la mirada sobre los cuerpos nos preguntamos ¿ qué miradas? ¿ qué cuerpos?  ¿Mirada disciplinadora o habilitante?. La mirada que tenemos sobre ellos o ellas ¿ nos incluye como sujetos sexuados?
Desde su lugar de docente, la autora, comprometida con la emancipación de los cuerpos se pregunta si es que no se ha escolarizado la sexualidad. Con todas las implicancias que conlleva escolarizar un contenido, habría que preguntarse si al hacerlo obligatorio  implica visibilizar y legitimarlos ¿Ha sido la sexualidad parte del currículo nulo?. O ha formado parte del currículo oculto  hasta que la pedagogía crítica y Michael Foucault denunciaran que la escuela es reproductora de  los estereotipos de clase y de género. La escuela reproduce la moralidad en vez de educar en la sexualidad?
El currículo legitima los contenidos deseables  a ser transmitidos. Si no lo nombra explícitamente la heteronormatividad permea las prácticas. El currículo es, entre otras cosas un artefacto que plasma y produce esas relaciones. Las elecciones sexuales no se trabajan sino que quedan invisibilizadas. Aún sabemos la importancia  de la escuela secundaria en la formación de sujetos sexuados.
Por eso un abordaje integral supone abarcar las mediaciones socio-históricas y culturales, los valores compartidos y las emociones y los sentimientos que intervienen en los modos de vivir, cuidar, disfrutar, vincularse y respetar el propio cuerpo y el cuerpo de los otros.
Asumir la educación sexual en la escuela desde esta perspectiva demanda un trabajo dirigido a promover aprendizajes en tres niveles: el pensamiento, los sentimientos y las prácticas concretas. Las propuestas de tipos cognitivo se entenderá no sólo la transmisión de información científicamente validada acorde a la etapa evolutiva, sino también el trabajo sobre los prejuicios y las creencias que sostienen actitudes discriminatorias, así también como el conocimiento de derechos y obligaciones. Con respecto al plano de la afectividad es posible desarrollar capacidades emocionales como la empatía, la solidaridad y de sentimientos en un marco de respeto. Este aspecto puede resultar novedoso ya que en la escuela tradicional  no se trabajaron las “ competencias emocionales” ya que ellas se adquirían en la vidas, sin desmerecer el aprendizaje de la vida es posible desarrollar enseñanzas orientadas a las forma de expresión de los afectos que mejoren las relaciones interpersonales. La metacomunicación que es un nivel por encima de la comunicación, es decir hablar sobre lo que entendimos o dijimos es una forma de poder ponerse en otro plano por encima del mero discurso
La sexualidad no es un problema sino una oportunidad para problematizar otras cuestiones que permanecen solapadas. Y que la sexualidad muestra como un papel tornasol. Hay que ser capaz de transformar en pregunta el conflicto, también reconocer cuanto juegan nuestros valores y nuestros prejuicios.
El verdadero currículo nulo hoy en las escuelas es el deseo, tanto para los estudiantes como para los maestros. Por eso la importancia de crear prácticas, que revinculen , pasión, cuerpo, vidas, saber y poder. Salir del “ eso no se habla”. No es fácil, es una tarea muy compleja, pero si la atravesamos puede ser sumamente enriquecedora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.